En respuesta a Don Antonio Cafiero. Acerca de la identidad y la unidad del peronismo

en 6:20 PM viernes 2 de julio de 2010
Por Guillermo Justo Chaves

Cuesta mucho, pensando que uno puede caer en la falta de respeto, disentir con una figura emblemática del peronismo como es Don Antonio Cafiero. Sin embargo me gustaría hacer una serie de reflexiones acerca del artículo de opinión publicado por este reconocido dirigente en Página 12 con fecha 22 de junio de 2010 titulado “la unidad del peronismo”.

Tengo menos de la mitad de la edad de Don Antonio y mucho menos de esa mitad en trayectoria política. Sin embargo, conociendo a Cafiero como una persona de mente abierta, tolerante, bien dispuesta al disenso como a la polémica y, a sabiendas que nadie es titular del “peronómetro” me permito, como parte de una nueva generación del justicialismo (hoy la llaman sub-40 o sub-45 según como encaje cada uno), expresar un conjunto de ideas con el objetivo de hacer un aporte a este intento de resolución de las dos crisis crónicas que afectarían al peronismo: la crisis de identidad y la crisis de unidad.

Creo, humildemente, que el análisis del que parte Antonio cuando dice “no hace falta tener encuestas en mano para darse cuenta que la actual división entre peronistas nos resta posibilidades de triunfar en las próximas elecciones”, no es lo medular.

Lo trascendente hoy es la existencia de dos escenarios para la discusión y el debate. El primero es el que pone en juego en 2011 la gran contradicción, la disputa entre el proyecto nacional (de corte progresista y popular) y la alternativa neoliberal o neoconservadora.

El otro escenario es el de la actualización doctrinaria del justicialismo y su marcha hacia un partido moderno, ágil con cuadros políticos y técnicos de primer nivel, así como una agenda pública definida acorde a su ideario.

Finalmente estos dos escenarios se relacionan teniendo en cuenta que, donde está el proyecto nacional está la defensa de las banderas del justicialismo. Las tres banderas son los valores intocables del justicialismo: la soberanía política, la independencia económica y la justicia social, ellas se vinculan a dos ideas muy simples que en términos actuales se traducen en la contradicción que se da en el orden nacional y que sirve para reconocernos como peronistas: O estamos con la distribución de la riqueza y la búsqueda de una sociedad mas igualitaria o con la concentración de la riqueza y la consolidación de las desigualdades.

O estamos con la lucha por la erradicación de la pobreza y sus consecuencias (problemas de salud, educación, empleo y seguridad) o con lo que hicieron muchos de la autodenominados “compañeros” en sus tristemente célebres experiencias de gobierno: reproducir la pobreza para mantenerse en el poder.

A la pregunta de si hay buenos peronistas o malos peronistas la respuesta es sí: “Peor que un oligarca es alguien que se dice peronista con corazón de oligarca”, decía Eva.

En estas primeras respuestas encontramos la gran divisoria de aguas que ubica al proyecto nacional y al justicialismo en el mismo camino.

Siguiendo con el análisis de Antonio pensemos algunas cosas. Por ejemplo: que es la tercera posición?? Como la tenemos que ver hoy?? Esa postura que planteó Perón frente al mundo de hace sesenta años tenía que ver con una visión superadora de la explotación del hombre por el hombre (capitalismo) o de la explotación del hombre por el Estado (comunismo), bajo el slogan “ni yanquis, ni marxistas” en términos de dialéctica hegeliana y que la síntesis la expresaba el peronismo. Parte de ese mundo cambió y una de esas visiones no existe mas. Entonces, el justicialismo: donde tiene que estar?? La respuesta suena obvia, donde esté la justicia social (igualdad de oportunidades).

No coincido tampoco con Antonio, en esto de que “algunos quieren refundar el sistema político” o que se hable despectivamente de las categorías teóricas. Perón era un gran teórico y doctrinario, identificó el sujeto histórico (el trabajador), lo llevó a la victoria, fue el primero de ellos (“sos el primer trabajador!”) y construyó su doctrina en base a ese sujeto. Y hoy con la democracia metida en todos los aspectos de la vida, en todos los escenarios donde se disputa poder, es necesario hablar de “campo político”, que es algo que excede al “sistema”( es sólo lo que está institucionalizado).

En ese “campo político” no solamente en el mundo europeo, sino -y fundamentalmente- en nuestra Latinoamérica la distinción entre izquierda y derecha está mas vigente que nunca y es en ese “campo” donde encontramos las manifestaciones de poder popular o para hablar en forma mas políticamente correcta “de mayor participación ciudadana”. A partir de la reivindicación de las identidades, de la recuperación de la política como herramienta de disputa de poder real y no solo de cargos, y del rol del Estado como el gran articulador económico-social.

También definir hoy que es ser peronista o el peronismo, resulta una ardua tarea, pero despojándose de algunas cuestiones folklóricas que hacen a nuestra forma pero no al fondo podríamos tener una aproximación, tal como mencioné algunas cuestiones antes. El peronismo se ha movido desde la muerte de su fundador, hace treinta y seis años, dentro de dos grandes ejes. En primer lugar como “cultura popular”, peronismo es Evita en el altar reemplazando a la Virgen María en un pueblo lejano de nuestra Argentina o es “comer tallarines con la vieja los domingos” como decía Lorenzo Miguel. En segundo lugar se transformó en una máquina para ganar elecciones.

La pregunta que yo me hago es la siguiente quien de ustedes si son de una nueva generación come tallarines con la vieja los domingos? Comerá otra cosa pero los tallarines amasados son los de la abuela, la vieja de ahora ya no cocina mas…entonces como decía Don Antonio hay que dejar la melancolía atrás, defender la liturgia y la cultura, pensar en ganar elecciones pero todo eso sobre la base de un partido político moderno, organizado, actualizado en su doctrina, comprometido con los ideales que le dieron origen.

Resolviendo la cuestión de la identidad definitivamente vamos a resolver la cuestión de la unidad, porque van a estar demarcados claramente los límites de nuestra fuerza política. Porque no todo es lo mismo. Ir a misa todos los domingos no hace a un buen cristiano. En el justicialismo es igual. Hay que honrar a Perón con gestión, como dijo la Presidenta, con una agenda pública que pone el eje en la recuperación de los sectores mas desprotegidos, en la dinámica de la igualdad de oportunidades, en generar trabajo, en la integración a una Latinoamérica unida, en priorizar el interés colectivo a las actitudes egoístas de algunos, en trabajar desde el amor y no del odio.

Quienes miramos al futuro de Argentina sabemos que ir hacia este justicialismo es necesario. Lo demás es discurso vacío, oportunista, parte del pasado y de algunos que, estando en tiempo de descuento, intentan meter el gol milagroso que los salve del retiro definitivo, a ellos si les interesa el vacío doctrinario que lleva como bien dijo Don Antonio a la aventura neoliberal. Bienvenido el debate por la actualización doctrinaria!.

* Guillermo Justo Chaves – Director del Instituto Nacional de Capacitación Política (InCap)

Anuncios

2 comentarios to “En respuesta a Don Antonio Cafiero. Acerca de la identidad y la unidad del peronismo”

  1. laura marazzato Says:

    Me gustaria acercarme a este espacio, que , ademas de haber trabajado con Guillermo como diseñadora de sus libros en la gestion de Randazzo en la Pcia de Bs As, quisiera llevar adelante dentro del area de derechos humanos, la tematica de discapacidad y promover ciertas politicas de inclusion, ya que soy madre de un niño discapacitado, y tengo acceso a varias instituciones que sumarian a este proyecto bicentenario
    Atte
    Laura M.

    • guillermochaves Says:

      Hola Laura, como estás?
      Me alegra mucho que quieras participar del proyecto. Te cuento que tenemos como lugar de encuentro la casa de 13 y 46 (La Plata) que denominamos Espacio Bicentenario. Nos hemos organizado para trabajar sobre distintos ejes tematicos y uno de ellos es Justicia y Derechos Humanos. Dicha comision la esta coordinando Francisco Lucero y Julian Portela, y se están reuniendo los días lunes a las 19hs.
      Igualmente la casa se encuentra abierta todos los días, con seguridad, por la tarde. Espero verte por ahi.
      Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: